Café y crítica social son un buen desayuno

Café y crítica social son un buen desayuno

Café y crítica social son un buen desayuno

Creo que es de conocimiento general que café y crítica social son un buen desayuno, porque a día de hoy cerrar la boca está mal visto.

Dejando aparte mi sentido del humor irónico creo importante dejar claro que la sociedad no va todo lo bien que sería deseable.

Decir lo que pensamos no está de moda, es más común dejar que la sociedad nos arrastre por caminos inaceptables.

Pero yo soy un poco rebelde (sólo un poco) y cuando algo me pica lo digo, así que hoy vais a tener una dosis de crítica social.

Café y crítica social son un buen desayuno

La cruda realidad social

 

Café y crítica social son un buen desayuno

Vamos a contar mentiras y verdades sobre nuestra maravillosa sociedad.

Decir lo que pensamos, soltarlo y ver que pasa, que no es de nuestra incumbencia lo que piense el prójimo.

Pero que a gusto nos quedamos cuando soltamos lo que nos carcome y vemos cual es la reacción popular.

A mí me da pesar ver como nos estamos metiendo en un tinglado de cuidado y nadie hace nada por resolverlo.

Es hora de poner los puntos sobre las íes y decir las verdades claras, que para eso tenemos libre albedrío.

Café y crítica social son un buen desayuno

El respeto y la honestidad son valores en desuso

 

Sobre tecnología y soledad

En un mundo en el que mantenemos contacto con gente que vive a 10.000 km de distancia se nos ha olvidado hablar con los nuestros.

¿Cuántos de nosotros nos sentamos a la mesa con el móvil en la mano? ¿cuántos chateamos con desconocidos pero no llamamos a nuestro hermano?

¿Realmente es más importante lo que le pasa a un desconocido que saber como le ha ido el día a nuestra pareja?

Pues yo creo que ya es hora de dejar de lado el móvil, la tele y el ordenador y comer en familia, visitar a nuestros padres y quedar con los amigos.

Café y crítica social son un buen desayuno

¿Cuántos cafés le debes a tus amigos? empieza a disfrutar de su compañía no de sus audios

 

ecología

Nos preocupamos menos de lo importante que de las nimiedades, miremos a nuestro entorno

 

Einstein

Einstein era un visionario y llegó el momento que el temía

 

Sobre la “clase” de las personas

No todos somos iguales pero la educación y el respeto son gratis.

Es cierto que si no has sido educado en esos valores es más difícil hacer uso de ellos, pero siempre estamos a tiempo de aprender cosas nuevas.

Se nos olvida que la cultura y la educación no van de la mano y que ser muy culto no tiene porque implicar ser mejor que los demás.

No será la primera vez en la vida que he descubierto señores con doctorado y con peor educación que gente del campo.

el valor del dinero

No hay riqueza que nos enseñe a tener clase; así se nace

 

Clase

El respeto al prójimo y el saber estar son ingredientes de “tener clase”

 

Sobre estudios y diplomas

¿Quién dice que un señor o señora con carrera valen más que aquel que ha trabajado toda su vida para mantener a su gente?

Aquel que se cree más que otro por tener estudios es un pobre hombre o mujer, no vale ni el dinero que gastó para su carrera.

Las personas más valiosas son las que nos dan lecciones de vida, más allá de sus conocimientos técnicos y eso ya lo sabían las tribus indígenas.

Por eso eran los ancianos las personas más valoradas, porque daban enseñanzas a los jóvenes para vivir y convivir.

Café y crítica social son un buen desayuno

Café y crítica social son un buen desayuno

 

Aprender

Aprende de quien te rodea, quédate con lo bueno y aprende a ser mejor persona

 

Café y crítica social son un buen desayuno

¡Cuánta razón!

Fuente imágenes:  Clases sobre educación y buen gusto

 

Sobre los valores de las personas

Nos cuesta demasiado ser respetuosos, honestos y buenas personas con aquellos que nos rodean.

No entiendo porque cuesta tanto, cuando, por lo menos en mi casa, se enseñó desde siempre a valorar a los demás como queremos ser valorados.

¿Es tan difícil ser correcto y educado, hablar claro y honestamente?

Me deprime que la sociedad acepte como válidas esas formas de comportamiento y que tilde a las personas con valores de “tontos” o “incautos”.

Café y crítica social son un buen desayuno

Amabilidad, cortesía, educación son tesoros que no todos tenemos en nuestro baúl.

 

Café y crítica social son un buen desayuno

Hipocresía, mentira, deshonestidad son prácticas muy habituales hoy en día

 

cambios del lenguaje

Es triste descubrir como se devalúan las palabras de tanto usarlas o como desaparecen otras por no darles uso

Fuente imágenes: criticas sobre este mundo nuestro

 

Café y crítica social son un buen desayuno

Todos contra el mal gusto, ¡la educación al poder de una vez!

 

 

Café y crítica social son un buen desayuno: Sobre el valor del dinero

Y la última crítica del día pero no por ello menos importante es sobre el valor que le damos al dinero.

¡Pero qué nos creemos! ¿qué por tener dinero valemos más como personas? ¡un carajo! (con perdón de la expresión).

El dinero nos ofrece cosas materiales pero la calidad como personas se adquiere con valores morales que cada día están más en desuso.

Es una pena ver como una persona con un fajo de billetes en la cartera se cree más que el camarero que le atiende.

Dinero por valores

Cambiamos el poder que da el dinero por los valores personales

 

Café y crítica social son un buen desayuno

Es cierto que el dinero nos lo siguen guardando los cerdos

Fuente imágenes: sarcasmos sobre la vida moderna

Y después de darle caña a todo quisqui ya puedo decir que por hoy he dicho lo que me da la gana 😀 aunque siempre con mucha educación.

Si tenéis un día especialmente crítico podéis reíros un rato con otro tipo de críticas más personales.

Artículo relacionado:Consejos contra la hipocresía en Instagram

Publicado en Crítica social y etiquetado , , , .

Deja un comentario